You are here: Home > Cosas de viajes > Viajeros en Campo de Criptana: El irlandés Walter Starkie y el funeral de Blas Moreno Valencia (1933 / 1935)

Viajeros en Campo de Criptana: El irlandés Walter Starkie y el funeral de Blas Moreno Valencia (1933 / 1935)

Walter Starkie

Walter Starkie

Traigo hoy otra crónica del viajero irlandés Walter Starkie (1894-1976). En su periplo por La Mancha, Starkie estuvo también en Campo de Criptana, y Starkie pudo conocer cómo era aquella anhelada tierra en la que Cervantes situó las aventuras de su caballero Don Quijote. El viaje de Starkie, aunque bohemio, fue esencialmente literario. Un hombre culto, de familia muy culta y con inclinaciones artísticas y literarias, Starkie fue un hispanista famoso en su época, que tradujo el Quijote y mantuvo siempre una estrecha vinculación con España. ¡Cuánto le contaría de La Mancha su gran amigo, Gregorio Prieto, posiblemente, el más manchego de todos los artistas que ha dado esta tierra ingrata con sus hijos! Ya he hablado en otras ocasiones de este personaje, por el que siento una predilección especial, casi tanta como por Azorín, o por Floriano Jaccaci, y por muchos más, casi todos los personajes que pululan por este blog, exceptuando claro está, al profanador de tumbas y a otros de un pelaje similar. Y por cierto, Starkie probó los primeros duelos y quebrantos de su vida en este pueblo, en Campo de Criptana. Y tanto le impresionaron que expuso su teoría sobre el origen de este plato y su nombre, metiéndose, sin quererlo, en camisas de once varas en un tema que tanto ha dado que hablar y tantas discusiones ha suscitado.

Love and Death (La última noche de Boris Grushenko. Woody Allen, 1975)

Love and Death (La última noche de Boris Grushenko. Woody Allen, 1975)

Starkie sentía una gran curiosidad por las costumbres y estampas típicas de La Mancha; un ejemplo es esta descripción del funeral del criptanense Blas Moreno en las págs. 422-423 de su libro Don Gitano. Aventuras de un irlandés con su violín en Marruecos, Andalucía y en La Mancha (Barcelona 1944), traducción de Antonio Espina; el título original es Don Gypsy: Adventures with a Fiddle in Barbary, Andalusia and La Mancha, publicado en 1936. Dice así este texto:

Un día en que estaba a la puerta de la taberna vi un grupo de mujeres de luto con velos sobre la cara, que entraban en fila en la iglesia. Les seguí y me arrodillé detrás de ellas. Era un funeral por un vecino de Criptana, de nombre Blas Moreno, que fué un gran personaje. Un tullido que estaba arrodillado a mi lado, interrumpió sus plegarias para hablarme de Blas Moreno. Blas era el hombre más gordo que se había visto en Criptana, tan gordo que se habían encontrado con grandes obstáculos para meterle en su ataúd, que, sin embargo, era de gran tamaño.

- Era un hombre rico – dijo mi interlocutor -. Propietario de una “bodega”. Un hombre recto, cariñoso y de buen humor. Nadie le había oído jamás hablar mal de nadie.

Death at a Funeral (Un funeral de muerte. Neil LaBute, 2010)

Death at a Funeral (Un funeral de muerte. Neil LaBute, 2010)

El funeral resultaba impresionante, con sus dos largas filas de hileras de cirios colocados paralelamente al pie del altar. Los cirios que estaban al final, tenían seis pies de alto y tres pulgadas de grueso e iban disminuyendo de tamaño según se acercaban al altar, donde ya no tenían más que medio pie de altura. Delante del altar había un túmulo cubierto de terciopelo negro con un sombrío crucifijo encima. Arriba, en el coro, tocaban el órgano, y dos sacerdotes cantaban sus oraciones vestidos de negro y oro. Toda la concurrencia vestía de negro y se observaban abundantes crespones por todas partes.

Después continúa Starkie dando más detalles sobre el funeral, y señala que se conocía a Blas Moreno con el apodo de “Sancho”. Era, al parecer, un “negociante enriquecido”, y “en Criptana se le podía ver en la bodega o en el casino rodeado de un grupo de amigos y aduladores que aguardaban a que las perlas de su sabiduría saliesen de sus labios…”

Death at a Funeral (Un funeral de muerte. Neil LaBute, 2010)

Death at a Funeral (Un funeral de muerte. Neil LaBute, 2010)

Así fue el funeral de Blas Moreno. Hay, sin embargo, una discordancia en las fechas, entre la que se supone del viaje de Starkie por La Mancha, 1935, y la del fallecimiento de Blas Moreno, que fue el año 1933, para ser más exactos, el 29 de marzo. Su esquela necrológica se publicó en el periódico ABC del 30 de marzo de ese año. Según ésta, el industrial Blas Moreno falleció a los sesenta y nueve años de edad, “habiendo recibido los santos sacramentos y la bendición de su santidad”. Cita también a sus familiares:

Su desconsolada esposa, doña Manuela Melero García; hija, doña Felisa; hijo político, D. Tomás López Montoro; hermanos, Julio, Jesús y Milagros; nietos, Herminia López Moreno, Marina, Goya y Tomasín; bisnieta, Herminia Ruiz López y demás parientes.

El sepelio tuvo lugar el jueves, en Campo de Criptana, a las cuatro de la tarde.

Este dato nos obligaría a adelantar en dos años la fecha aceptada para la estancia de Starkie en Campo de Criptana, es decir, de 1935 a 1933; o bien podríamos suponer que recogió en el libro Don Gitano materiales recopilados en más de una estancia en La Mancha y en Criptana.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply