You are here: Home > Cosas de viajes > Viajeros en Campo de Criptana: El escritor y traductor francés Alfred Germond de Lavigne (1890)

Viajeros en Campo de Criptana: El escritor y traductor francés Alfred Germond de Lavigne (1890)

Sospecha (Alfred Hitchkock)

Sospecha (Alfred Hitchkock, 1941)

Hoy traigo el breve testimonio de uno de los muchos escritores franceses que, aprovechando el trazado del ferrocarril, recorrieron en viaje más turístico que literario las tierras españolas. Precisamente el tren facilitó que muchos viajeros llegaran fácilmente a Campo de Criptana desde Madrid, pues el hecho de disponer de estación de ferrocarril le otorgó a este pueblo un lugar en todas las guías de viajes que se publicaban por entonces. El tren cambió, para siempre, la vida de los pueblos por los que pasaba; también la de Criptana. Fue la vía inevitable hacia el futuro.

Uno de los viajeros que vino en tren a Campo de Criptana fue el francés Alfred Germond de Lavigne. Dedicó a Criptana un comentario en un libro en el que recogió sus experiencias por España, una guía hecha ex profeso para viajeros, titulada Espagne et Portugal, que se publicó en la Collection des Guides-Joanne, en París (1890). Fue algo importante para Campo de Criptana aparecer en esta guía, en las págs. 387-388, pues serían después muchos otros los franceses que vendrían después a este pueblo siguiendo sus instrucciones de viaje.

Molino de Campo de Criptana. Publicado en Estampas Manchegas de Ángel dotor Municio

Molino de Campo de Criptana. Publicado en Estampas Manchegas de Ángel dotor Municio

Ofrezco mi traducción española del texto francés original:

Campo de Criptana (6.560 hab.). Esta pequeña villa tiene, por encima de casi todas las de la provincia, la ventaja de estar asentada sobre una elevación del terreno en la que se encuentran 25 o 26 molinos que reciben, sin obstáculos, todos los vientos de la llanura. Se llama de forma pomposa a esta pequeña altura la “sierra de los molinos”. La vista se extiende a 100 kilómetros de distancia. Algunos pretenden que los molinos de Criptana son los que figuran en la famosa aventura de don Quijote; pero nosotros no estamos del todo convencidos. Don Quijote encontró los molinos en la primera etapa de su segunda salida, cuando partía de su pueblo hacia Puerto Lápiche. Ahora bien, este pueblo, Argamasilla de Alba, se encuentra  a 25 kilómetros al sur de Criptana, en las orillas del Guadiana, y Puerto Lapiche está al oeste de Argamasilla. Don Quijote se quedó, consecuentemente, muy por debajo de Criptana. Se atraviesa el pequeño río Záncara, seco la mayor parte del año…

Alfred Germond de Lavigne (1812-1896) fue un prolífico escritor. Además de libros de viaje, como el antes citado, o Les chemins de fer espagnols (1858), escribió sobre temas muy diversos, pero es especialmente conocido por sus traducciones al francés de clásicos españoles como El Buscón de Quevedo, La Celestina, el Quijote de Avellaneda, y también de obras de Benito Pérez Galdós, contemporáneo suyo, la novela Marianela (1884).

Don Quijote. Grabado de la edición de Londres (1687)

Don Quijote. Grabado de la edición de Londres (1687)

Para Germond de Lavigne, no serían los molinos de Criptana aquéllos contra los que luchó don Quijote, puesto parece aceptado que el “lugar de la Mancha” del que partió fue Argamasilla de Alba y Criptana no se encuentra en la ruta a Puerto Lápice. Ciertamente fue en el pasado esta identificación, Argamasilla de Alba, como pueblo de Don Quijote, muy común y obtuvo el apoyo de muchos cervantistas; actualmente, sin embargo, parece que ninguno de los intentos de identificar el pueblo de don Quijote resulta convincente. Remito para más detalles al Volumen Complementario de la edición del Quijote del Instituto Cervantes: Miguel de Cervantes, Don Quijote de La Mancha, dirigida por Francisco Rico, Barcelona 1982 (págs. 261-262).

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply