You are here: Home > Cosas de viajes > Ventajas y desventajas de mochilear después de los 30 años

Ventajas y desventajas de mochilear después de los 30 años

El tiempo pasa y cada vez se vuelve más complicado hacer esa encantadora actividad llamada mochilazo, pero no todo es malo también hay aspectos positivos que el tiempo nos deja, así que aquí van algunas ventajas y desventajas de mochilear después de los 30.

Ventajas

1. Recursos

Es muy probable que después de tanto batallar con la economía durante la época de “estudiambres”, y de lidiar con el ir y venir de los primeros empleos, ya en los treinta las aguas parecen tomar su cauce y podemos hacer uso de los recursos económicos y materiales de manera más consciente.

2. Experiencia

¡Claro!, después de haber vivido ya treinta años en este mundo, ya tienes un mejor dominio sobre de él. Hoy ya sabes resolver las principales dudas de tus viajes; el cómo, el cuándo, el dónde, incluso el con quién se pueden controlar mejor gracias al colmillo que da el tiempo.

3. Cultura

El paso del tiempo permite el desarrollo intelectual y cultural de las personas, de tal manera que los lugares visitados toman una mejor perspectiva y se disfrutan con más conocimiento de causa, lo cual no significa que antes de los treinta no se pudieran disfrutar, sólo que con la madurez emocional los pequeños detalles toman mayor relevancia.

4. Paciencia

El ímpetu  de antes se convierte en paciencia ya que ahora realmente se aprende a valorar el tiempo de espera, lo que significa que durante ese tiempo se generan mayores expectativas de lo que se vaya a disfrutar (aunque hay quienes conforme pasan los años se vuelven más impacientes).

5. Disciplina

En tal caso una disciplina activa; se incrementa la capacidad de adquirir responsabilidad sobre los horarios, actividades y actitudes, así el “valemadrismo” de antes toma una nueva perspectiva y se es capaz de ser una persona confiable durante el viaje.

6. Administración

Aunado a los puntos anteriores se adquiere también la capacidad de planear, organizar, dirigir y controlar los recursos y tiempos de nuestros viajes lo que nos convierte en viajeros mejor organizados.

7. Diplomacia

Al pasar de los años, la diplomacia también se ha perfeccionado y ahora se tienen las herramientas sociales para convivir con cualquier tipo de viajero o gente local sin temor a “regarla”. Además nuestra capacidad de disfrutar la compañía es más evidente; ya no sólo buscamos congeniar con gente de nuestra edad, sino que nos abrimos a la convivencia con gente de distintos perfiles demográficos.

Desventajas

1. Físico

La mayoría de las personas llega en perfectas condiciones físicas a los treinta, pero incluso los deportistas de alto rendimiento saben que no son lo mismo los tres mosqueteros que 20 años después. La energía que antes se desbordaba hoy hay que administrarla y sin querer te das cuenta que te empieza a doler la espalda al cargar la mochila y que cada vez te molesta más subir escaleras o de plano ya le dices a tus compañeros de viajes “no caminen tan rápido”; los años no pasan en vano.

2. No más descuentos

En muchos países privilegian y promueven el viaje y la cultura entre los jóvenes entendiendo que su poder adquisitivo es particularmente bajo, lo que significa que obtienen descuentos y promociones en museos, cines, parques y medios de transporte, pues bien, después de los treinta todo eso quedó atrás.

3. Tiempo

Los treinta pueden ser la etapa más “ocupada” y productiva del ser humano, lo que significa que el tiempo para desarrollar actividades paralelas como el mochilazo se ve reducido, así que durante los treinta siempre se batallará para encontrar un tiempo para  el mochileo.

4. Delicadeza

Es verdad que te puedes volver más paciente, pero también es cierto que te vuelves más delicado y pareciera que todo te empieza a molestar más. Ya no soportas el mal servicio, te quejas de la higiene en cualquier lugar y prácticamente te comienzan a molestar cosas que de más joven pasabas por alto.

5. Temor

mountaineering-1617515_1920¡Ja!, tampoco estás tan consiente de esto, pero ya no eres tan atrevido e intrépido como en tus años de adolescencia. Ya le piensas un poco más para hacer deportes extremos, tratas de evitar lugares  peligrosos o comienzas a poner pretextos para hacer actividades riesgosas durante tus viajes.

6. Desfase tecnológico

Por muy actualizado tecnológicamente que creas que estés la verdad es que los adolescentes y estudiantes siempre van a la delantera. Además por estar metido en la chamba ni te das cuenta que hay nuevas aplicaciones y gadgets que pueden facilitar o mejorar tus viajes.

7. Menos viajes en equipo

Debido a la edad y a las responsabilidades ya sean sociales, económicas o familiares de tus amigos cada vez será más complicado que se pongan de acuerdo para viajar en grupo, lo cual no necesariamente es una desventaja pero sí representa un ligero distanciamiento de tus amigos de la juventud.

¿Y tú que otras ventajas y desventajas encuentras de ser un mochilero después de los treinta?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply