You are here: Home > Cosas de viajes > Turismo responsable con los animales

Turismo responsable con los animales

 

Nos hemos sumado al manifiesto de Turismo Responsable de FAADA. Para nosotros es un honor, un placer, pero sobre todo un deber suscribir el manifiesto de turismo responsable con los animales.

La fundación para la adopción, apadrinamiento y defensa de los animales (FAADA) es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja en pro de la protección animal. Es representante en España de distinta coaliciones internacionales que trabajan para mejorar las condiciones de vida y la legislación aplicada a los animales de compañía, fauna exótica y salvaje, además de los utilizados para el consumo y el entretenimiento.

FAADA rescata animales abandonados, denuncia situaciones de maltrato, ejerce acciones y campañas a favor de la protección de todos los animales con el objeto de concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de cambiar las relaciones entre los humanos y el resto de la naturaleza.

Como lo indican en su web, el Turismo Responsable con los animales es una iniciativa creada para exponer las problemáticas relacionadas con el uso de animales en el sector turístico así como la estrecha relación que existe entre los mismos y la desaparición de especies gravemente amenazadas. Asimismo, la campaña pretende ofrecer alternativas éticas para turistas y profesionales del sector que quieran conocer a los animales de manera responsable y apoyar el trabajo de santuarios y centros de rescates reales.

A continuación ofrecemos una serie de consejos que pueden ser de utilidad si lo que buscas es minimizar el impacto negativo que tu paso deja sobre los lugares que visitas.

Respeta el medio ambiente

Sierra de Guadarrama - Madrid

Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama – Madrid

Debes saber que tu impacto sobre el medio ambiente afecta tanto a plantas como animales. Si dejas basura, si haces fuego, cortas árboles, flores o plantas, si te cuelas en lugares prohibidos o restringidos, posiblemente estarás causando daños a especies autóctonas, daños de los que, probablemente no seas consciente, pero que podrían ser irreparables. Así que compórtate, respeta, cuida, protege, no dañes, no te lleves nada y sobre todo, no dejes tus desperdicios en los parajes que visites. Es más, si encuentras una botella, una bolsa, sobre todo objetos de plástico en cualquier río, montaña, etc. contribuye a reparar el daño recogiéndolo y llevándotelo junto con tu basura. Recuerda que cada gesto cuenta, y que tu ejemplo educará a otros.

Cuidado con la contaminación sonora 

Buitre leonado

Cría de buitre leonado – Hoces del Duratón*

*Fotografía tomada desde una gran distancia, durante una excursión guiada, en kayak, por el Parque Nacional de las Hoces del Duratón.  En todo momento se respetó la distancia y el silencio. 

Durante tus paseos por la naturaleza, asegúrate de no molestar a los animales con ruidos o actitudes que invadan de alguna forma su espacio natural. Los humanos no somos conscientes de lo ruidosos y molestos que podemos ser en ocasiones y es importante tener en cuenta este aspecto. En lugares, por ejemplo en que las aves están criando, debemos procurarles el mayor silencio posible con el fin de no interferir en su actividad natural.

No tocar 

Por más emocionante que te parezca no es bueno para los animales que te  acerques demasiado a ellos, que los alimentes con tu propia comida o que los toques. Procura interactuar con ellos de forma respetuosa y discreta para no asustarlos ni incomodarlos.

¿Fotografías? No. Gracias. 

No alimentes el negocio de los que utilizan animales para que te fotografíes con ellos. Piensa que te estás fotografiando con un ser esclavo, que probablemente vive en condiciones terribles. Si alguien te la ofrece niégate con educación y si es posible, explícale tus razones para no hacerlo.

Un “NO” rotundo a los paseos en carruajes de caballos, en burros, camellos, elefantes, etc.

Carruaje Cracovia

Carruaje paseos turísticos en Cracovia

Por más romántico que te lo pinten en las agencias de turismo, la realidad es otra. Es posible que te gusten los animales y veas estas actividades como una forma de acercarte a ellos, pero ten presente que son esclavos, obligados a trabajar hasta la extenuación, a veces incluso hasta morir de agotamiento en ferias y fiestas patronales, en ocasiones están mal cuidados, mal alimentados e incluso son golpeados hasta que aprenden a realizar “su trabajo”.

No nades con delfines u otros animales salvajes en cautividad

Delfinario Zoo Madrid

Delfinario Zoo Madrid*

*Esta fotografía no es de Vocación Viajera. Nos ha sido cedida para el blog. 

Piensa que para que tú puedas nadar con ellos y hacerte unas fotografías, los animales permanecen en cautividad toda su vida y son adiestrados en realizar actividades completamente antinaturales.

Si vas a realizar actividades de avistamiento de ballenas o delfines infórmate antes de hacerlo y procura seguir las indicaciones de las asociaciones protectoras para que tu presencia no cause daños innecesarios. Aquí, en la página de FAADA puedes leer sus consejos para el avistamiento de cetáceos.

Si quieres un suvenir, cómprate un imán para la nevera 

Imanes

No compres souvenires hechos con partes de animales (caparazones de tortuga, marfil, pieles, cuero, plumas…) ni te lleves ningún animal vivo como recuerdo. Ten en cuenta que tu compra alimenta un negocio cruel.

Las cárceles para los delincuentes 

Orangután - Zoo Madrid

Orangután enjaulado en el Zoo de Madrid* La imagen lo dice todo. Tristeza.

*Esta fotografía no es de Vocación Viajera. Nos ha sido cedida para el blog. 

No acudas a zoos, delfinarios, etc. Son cárceles donde los animales permanecen encerrados para diversión de las personas. No es divertido, no es justo, no es ético, no es natural, no es humano. Y si no, ponte por un momento en su lugar.

Si vas a visitar Parques Naturales o Reservas de Animales, asegúrate antes de que realmente son santuarios de protección. En muchos países hay lugares que se hacen llamar centros de conservación pero son simples negocios donde los animales son explotados como en cualquier zoo o circo. Si, por ejemplo, en un Parque Natural te ofrecen paseos en elefante, en camello, fotografías con monos, osos, o actividades similares, puedes estar seguro de que no son lo que dicen ser. No te dejes engañar.

Si no es respetuoso con los animales, no me tendrán como cliente 

Esta es una buena filosofía que deberíamos llevar a la práctica en todas las situaciones de nuestra vida.

Evita alojarte o comer en hoteles o restaurantes que expongan animales salvajes en cautividad o que exhiban animales disecados procedentes de la caza. Y a su vez, recomienda activamente aquellos lugares o negocios comprometidos con el bienestar animal. La responsabilidad es de todos.

No asistas a espectáculos con animales aunque sean tradición.

vintage-313647_960_720-Pixabay

Ilustración vintage – Pixabay

En ellos los animales son maltratados o usados para beneficio económico de empresas o personas. Circos, domas de caballos, exhibiciones de aves rapaces, delfinarios, carruseles de ponys, corridas de gansos, etc. Aunque muchas veces estos negocios se presenten como tradiciones, visitas culturales o incluso educativas (en el caso de zoos, o parques oceanográficos) los animales en realidad son prisioneros, muchas veces son entrenados recurriendo a métodos crueles y estarán el resto de sus vidas en cautividad trabajando para que alguien gane dinero con ellos.

Aunque no existen datos oficiales, organizaciones como Ecologistas en Acción calculan que alrededor de 60.000 animales son utilizados entre los meses de marzo y septiembre como plato fuerte en las fiestas populares de muchos pueblos españoles.

¡La tortura no es cultura! 

Bogotá-antitaurina

Foto: Bogotá antitaurina

Y como hablamos de España, una mención especial merecen los toros. Aunque se defiendan estas prácticas en nombre de la tradición y la cultura, hay que saber que los encierros, toros ensogados, toros de fuego, corridas de toros y demás espectáculos taurinos suponen una crueldad intolerable para estos animales: son sometidos a muchísimo estrés, torturados, y en el caso de las corridas, asesinados como espectáculo para el disfrute de los asistentes. No acudas a espectáculos de este tipo, aunque fuesen como los encierros, al aire libre y sin pagar entrada, pues tu presencia perpetúa estas prácticas, financia su sufrimiento y proporciona razones a los organizadores para continuar con ellas excusándose en el “interés general” o el beneficio económico.

Los animales callejeros.

Gatos callejeros en Estambul

Gatos callejeros en Estambul – Turquía

En España el abandono de animales está penado por la ley, no obstante es frecuente encontrarnos en algunas ciudades con colonias de gatos callejeros, encontrar animales abandonados cerca de las carreteras o los alrededores de algún pueblo.

Cuando nos encontramos con una situación así, lo primero que hay que hacer es no mirar hacia otro lado, no desentendernos apelando a la primera excusa que se nos pase por la cabeza: “hay demasiados casos”, “si otros no hacen nada por qué habría de hacerlo yo”, “esto es cosa de las autoridades”, etc.

En segundo lugar, y si está al alcance de nuestra mano, deberíamos ofrecerle agua o algo de comer, pues podría estar sediento o hambriento y de esta forma nos ganaríamos su confianza.

A continuación lo más razonable es llamar al 112 para que nos pongan en contacto con el servicio de recogida local (todos los ayuntamientos deben tenerlo), aunque muchas veces, en estos centros los animales no están ni mucho menos protegidos. Por eso, si tenemos un buen corazón y un poco de tiempo lo mejor sería encontrar alguna protectora de gestión privada que, aunque siempre están desbordadas, se ocuparán del animalito de forma honesta y ética.

Otra forma de ayudar cuando viajamos (y esto sirve para España y cualquier otro lugar del mundo) es haciendo alguna aportación económica a organizaciones locales de rescate y  defensa de los animales.

Riga-Letonia-Donaciones-Protectora

Donaciones para protección animal – Riga – Letonia

Y por último: Allá adonde vayas siembra consciencia 

Da ejemplo y sé proactivo.

Si decides no realizar cualquier actividad o espectáculo que implique maltrato animal, dilo, hazlo saber, explica tus razones a los responsables de la actividad para negarte a participar. Es necesario que sepan que el bienestar animal cada vez preocupa a más personas y que su negocio se verá resentido si continúan explotando animales.

Si eres testigo de cualquier situación de abandono, maltrato o explotación, documéntalo con fotografías si es posible y denuncia la situación a las protectoras de animales.

Esperamos que este post haya sido de tu interés. Si tienes alguna sugerencia o consejo que crees que debamos añadir, deja un comentario y estaremos encantados de ampliar el artículo. Gracias por leer. Y sobre todo por tu interés en hacer de éste un mundo mejor.

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply