You are here: Home > Cosas de viajes > Torrevejenses viajeros: Turquia, puente de culturas

Torrevejenses viajeros: Turquia, puente de culturas

Álbum, pinchando sobre la foto

Álbum, pinchando sobre la foto

VÍDEO: Travesía del Bósforo. Estambul

VÍDEO: Travesía del Bósforo. Estambul

Sorpresa y mayúscula se la llevaron nuestros amigos Tony Monero y Antonio Rebollo, cuando navegando en internet con el fin de hacer un pequeño viaje familiar, se encontraron con una oferta a todas luces increíble. Se ofertaba un viaje a Turquía de una semana de duración a “tutiplen”, por menos de 200 € por persona. En un primer momento pensaron que aquello o era una broma o si lo intentaban solicitar no habría plazas. Una vez comprobado que la oferta era real, decidieron aventurarse a visitar este pais, puente entre dos culturas, aunque hasta el último minuto pensaron que el contrato llevaría en la letra pequeña las “trampas” habituales en estos casos. Pero no fue así, y las sopresas se fueron sucediendo a medida que el viaje se desarrollaba. Comenzaron por embarcar en un avión de la “Turky Air Lines”, de última generación, hasta tal punto de llevar incorporadas en los asientos pantallas individuales donde ver cualquier pelicula o jugar a video juegos.Claro que pensarón que si esto era asi los hoteles serían de “tercera división” y de nuevo saltó la sorpresa, al alojarse en el Hotel Zurich de cuatro estrellas, con un servicio y una calidad espectacular. La actividad durante el viaje fue frenética, pues se inició el viaje en Estambul, la legendaria Constantinopla, capital de los Imperios Romano y Bizantino, que con más de doce millones de habitantes es la tercera ciudad más poblada de Europa y la única ciudad que comparte dos continentes. Allí pudieron visitar la Basílica de Santa Sofía, la Mezquirta Azul, el gran bazar y el mercado de las especies más grande del mundo. Pero claro una semana da para lo que da, y ese mismo martes, ya que llegaron el lunes, partieron hacia Bursa, donde visitaron sus enormes mezquitas y templos, sus mercados y calles muy pobladas por gentes que en su mayoria se sirven del mercadeo. El dia siguiente el descubrimiento de Kapadoccia les soprendió gratamente, al visitar el “Valle encantado”, donde la fuerza de la erosión a través del tiempo, ha realizado unas esculturas que soprendentemetne albergan las viviendas de muchas personas, formando cuevas en un numero que rondará las quinientas. ¡Vamos que el Sacromonte es una nimiedad comparado con aquello!. Alli también visitaron la ciudad subterránea, algo único en el mundo. Después viajaron a la capital de la República, Ankara, (antigua Angora), con más de cuatro millones de habitantes. Ankara fue famosa por sus cabras de pelo largo (cabras de angora) y su preciada lana (mohair), por su raza única de gatos (gatos de angora), por sus conejos blancos, por sus peras, su miel, y por la uva moscatel que se produce en la región. Allí visitaron de nuevo sus templos y museos. Lo único que al parecer dejó mucho que desear fue su gastronomía basada en el arroz y poco más, hasta tal punto que encontrarse un Mc Donals fue una de las visiones más placenteras del viaje. El regreso de nuevo a Estambul para el regreso, fue un camino lleno de nuevas sensaciones, que han decidido contarlo en nuestra Gaceta para compartir con todos nuestros su extraordinaria experiencia, cosa que agradecemos.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply