You are here: Home > Cosas de viajes > Otra vez sobre la “Hermandad de los treinta Caballeros” de Campo de Criptana, o “The band of veteran warriors” según Ruth Kedzie Wood (1916)

Otra vez sobre la “Hermandad de los treinta Caballeros” de Campo de Criptana, o “The band of veteran warriors” según Ruth Kedzie Wood (1916)

Georges Rochegrosse: "Le chevalier aux fleurs" (1894)

Georges Rochegrosse: “Le chevalier aux fleurs” (1894)

Ya en otros artículos hablé sobre la “Hermandad de los Treinta Caballeros”, institución que parecía muy bien arraigada en Campo de Criptana en el siglo XVII. De ella hablan ya las Relaciones Histórico- Geográficas de Felipe II en el año 1575. La cita también el académico Antonio Blázquez en 1905, precisamente el año en que Azorín hizo universal a La Mancha y también a Campo de Criptana con sus escritos sobre la “Ruta de don Quijote” (véanse: Cervantes y la Hermandad de los Treinta Caballeros de Campo de Criptana [siglo XVII]; y De nuevo sobre la Hermandad de los Treinta Caballeros: Antonio Blázquez [1905] y las Relaciones Histórico-Geográficas de Felipe II [1575]). Antonio Blázquez nos dice en su discurso pronunciado en la Real Sociedad Geográfica, en Madrid, que esta Hermandad estaba “compuesta de treinta caballeros, con cabalgadura, adarga y lanza en astillero” (periódico La Época, núm. 19707, del jueves 4 de mayo de 1905).

Más quijotesco: imposible. Blázquez toma esta observación de las Relaciones Histórico-Geográficas, que nos dicen que esta hermandad estaba compuesta de “treinta hombres de a caballo christianos viejos, y hidalgos que todos tienen caballos y lanzas y adargas y hacen reseña el día del señor Santiago y de Nuestra Señora de Agosto con música y trompetas y atabales y musica de chirimias…” (Relaciones histórico-geográfico-estadísticas de los pueblos de España hechas por iniciativa de Felipe II: Ciudad Real, ed. de C. Viñas May y R. Paz, Madrid 1971, pág. 170).

Valero Iriarte: "Don Quijote armado caballero"

Valero Iriarte: “Don Quijote armado caballero”

Pero todo esto ya estaba dicho en sus respectivos artículos. Venía a cuento recordarlo, sin embargo, porque volvemos a retomar el tema, en este caso a partir del testimonio de Ruth Kedzie Wood, que publicó un extenso artículo titulado On the Road with Don Quixote (“En el camino con don Quijote”) en la revista literaria neoyorquina The Bookman. An Ilustrated Magazine of Literatura and Life (vol. XLIII, Marzo-Agosto 1916). Suponemos que a esa “Hermandad de los treinta caballeros” se refiere su escrito en inglés, cuando dice en la pág. 148 que en Criptana vivía un grupo de veteranos guerreros que cada Agosto, con motivo de un día de festividad, hacían una salida cabalgando caballos blancos, completamente armados y con trompetas y panderetas:

In Criptana there lived a band of veteran warriors who each August on a certain fête day made a sortie astride white horses, fully armoured and with trumpets and tambourines.

Ese día festivo de Agosto era, como nos dicen los testimonios antes aducidos, el día de la Virgen de Agosto, es decir, el día quince de ese mes. Pero lo más importante de este texto es que Kedzie pone en relación esta costumbre con el modo de vida en La Mancha en época de Cervantes, una época, según nos dice, en que eran comunes las invenciones que tenían que ver con el combate y el honor, con bellas damas y con poderosos protectores:

In that day, as in this, La Mancha gave itself to all manner of inventions involving combat and honour, fair ladies and omnipotent protectors.

En este ambiente, nos continúa diciendo Kedzie, no es raro imaginar a Cervantes, encerrado en la lúgubre prisión, en plena recreación de una parodia de escuderos y caballeros inspirado por un espectáculo tal. Es decir, es, ni más ni menos, que la inmortal historia de un caballero: Don Quijote de La Mancha.

Ruth Kedzie Wood pertenecía a la Royal Geographical Society y alcanzó gran fama a comienzos del siglo XX por sus libros de viajes o, mejor dicho, guías turísticas, de diferentes países del mundo. Entre ellas destacan The Tourist’s Spain and Portugal (1912) y The Tourist’s Russia (1923). Probablemente, a juzgar por esto, es posible que Kedzie viajara por La Mancha, aunque no tengo datos que me permitan afirmar que pasara también por Campo de Criptana.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply