You are here: Home > Cosas de viajes > MI MOLESKINE y YO

MI MOLESKINE y YO

MI MOLESKINE y YO

315449_116576311781662_100002878821515_83439_346639506_n” Si deseas viajar lejos y velozmente, viaja ligero. Descarga todas tus envidias, celos, venganzas, egoísmos y miedos”

(Cesare Pavese)
tumblr_lmoi3sxTE11qiyr2ko1_500_largewww.moleskine.com/es

     En un viaje reciente he visitado una tienda MOLESKINE. He quedado fascinada con los nuevos productos: cuadernos de colores, fundas para tabletas, prácticos estuches para llevar los gadgets: móvil, cuaderno, notas, con su pequeño bolsillito para guardar el dinero para el almuerzo, bolígrafos y sus eternos LÁPICES, gordos y grandes; cuadernos para catas de vino, cuadernos para gourmets, para viajar….

Una tienda de colores con olor a papel, el mundo encerrado en un cuaderno, un laberinto de pasiones.

01625eb8fcbac7bf7d139e8b18f62840   El Moleskine tiene olor a VANGUARDIAS. Algunos resonantes escritores usaban éste o quizá otro parecido. Eso se cuenta en el desplegable que incluyen siempre en el bolsillito trasero:  Ernest Hemingway, Vincent Van Gogh, Pablo Picasso o el incansable viajero Bruce Chatwin, quien apodó a su cuaderno negro que era abrazado con una práctica goma de este modo: moleskine. Nos imaginamos que una suave “piel de topo” es la que cubre las jugosas hojas de los cuadernos MOLESKINE.

bruce-chatwin-thumbBruce Chatwin

    Bruce Chatwin viajó a Australia para descubrir el título de su libro Los trazos de la canción ,deseando en su caminar descubrir las melodías que habían nacido en cada pieza del terreno que recorrió. Viajero impenitente, experto en el arte impresionista, colaborador en Sotheby´s y con una vida social muy VIP, murió de SIDA en 1989 después de recorrer el mundo.

bruce_chatwin_en_1960_215_917x1200Bruce Chatwin en Sotheby´s

    El nomadismo, la inquietud, la melancolía, la incertidumbre o el desasosiego son las enfermedades del viajero.

  Bruce decía que “VIAJAMOS LITERARIAMENTE”. Era adicto a los MOLESKINE. Siempre los llevaba en su mochila.

    Los cuadernos MOLESKINE desprenden glamour. Cuando saco mi MOLESKINE, las miradas se centran en él. Creo que los mirones saben que en él se esconden secretos, y que su contenido siempre tendrá algún significado.

a668cbb927ebf8806e6da01f76313bdf

    Mi MOLESKINE es muy inteligente: necesita pocas palabras. Es ERGONÓMICO: se adapta a mi mano, puedo sostenerlo en una y escribir con la otra. Tiene la suficiente fortaleza como para aguantar la presión del lápiz sin doblarse. Me gustaría saber dibujar bien y poder pintar en él las cosas que veo. Desgraciadamente solo puedo llenarlo de notas.

5576664530_12e95e8f35_z    Pero las notas de mi MOLESKINE tienen un PODER DE EVOCACIÓN INFINITO. Además, incluye en su pequeño corazoncito que se ha nacionalizado chino, escritura y memoria predictivas.

    El encanto europeo francés e italiano de los primeros fabricantes se ha deslocalizado a China. Bueno, al fin y al cabo, ellos inventaron el PAPEL.

4b22d9df337748ffdc2995367fc16347Cuatro palabras sirven para contar una larga historia al regreso del viaje.

    Soy fiel al MOLESKINE pequeño sin rayas. Su formato se adapta perfectamente a mis necesidades. Me gusta el color arena de sus páginas, su suave textura. La gomita que lo abraza permite que cuando regreso a casa, se hayan quedado en él las entradas, una cuenta de un restaurante, una nota al vuelo de algún desconocido, un folleto o un billete de metro. Todo lo soporta, tan pequeño como es. Adoro el moleskine negro de tapas blandas. Es mi preferido.

whatyoulove.it-01

    Nunca me ha fallado. Es mi memoria. Es dócil y se adapta al bolso. Cabe en todos, en los más diminutos e incluso en la infeliz y poco chic riñonera.

    En casa, las breves notas de mi pequeño MOLESKINE son transcritas primorosamente en su hermano mayor, la libreta MOLESKINE de rayas, impecable, principesca, siempre elegante.

notebook     He probado a escribir notas en mi Blackberry, en el EVERNOTE, en las páginas finales de las guías de viaje, en el ordenador….en todas partes. Todas se han perdido o han resultado frías y estúpidas cuando las he revisado a mi regreso.

En cambio las notas de mi pequeño MOLESKINE siempre están frescas, eternamente jóvenes.

4

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply