You are here: Home > Cosas de viajes > Los libros perdidos (Sanur, Bali, Indonesia)

Los libros perdidos (Sanur, Bali, Indonesia)

Como somos gente responsable, nos hemos tomado muy en serio nuestra terapia de relajación y hoy nos hemos dedicado exclusivamente a entrar y salir de la piscina. Ayer ya vimos que la playa de Sanur no es muy apetecible, porque está llena de algas y además hay un montón de barcos y motos acuáticas y sus respectivos dueños no paran de acosarte para que te montes en ellos. Así que hemos cambiado la sal por el cloro, porque además parece que sólo hay 3 peronas más alojadas en este hotel y no usan mucho la piscina así que es toda nuestra.

El summum de la vagancia ha venido cuando nos ha entrado la sed y le he dicho a MifielescuderoSancho de ir a supermecado a comprar algo porque era más barato, a lo que me ha contestado “Uff, no, que hay que cruzar la calle”. Éste es el nivel.

Así que el mayor esfuerzo, por llamarlo de algún modo, que he hecho en el día ha sido leerme mi sexto libro, el que dejaré en Bali.

Cuando hice la maleta, buscando algo para leer que no pesara mucho y que pudiera abandonar una vez leído, encontré en mi biblioteca una serie de libros que coleccioné de pequeña con La Vanguardia. Son unos pequeños libros de clásicos tipo Sherlock Holmes que tienen una página en inglés y, al lado, su traducción en castellano. Así que metí los siete que tenía con la intención de ir aprendiendo algo de vocabulario nuevo en cada trayecto.

El primero me lo leí y lo dejé en algún hostal de Vietnam, el segundo en Camboya y, cuando me di cuenta, decidí convertirlo en una tradición viajera y dejar uno en cada país. Así que en algún hostal de Laos hay un libro mío perdido, otro anda dando vueltas en un autobús de Malasia y el otro lo habrá encontrado alguien en el aeropuerto de Singapur. Cuando cogí los siete libros, aun no sabía cuántos países íbamos a visitar, pero resulta que acerté. Así que uno se va a quedar aquí para que alguien se lo lea en la piscina y el otro me lo guardo para la semana que viene, cuando vayamos a Sri Lanka.

De modo que si estáis viajando y encontráis un libro bilingüe con palabras subrayadas, que sepais que tienen al menos 20 años y muchos kilómetros recorridos.

PD: Estamos bien.

Audio recomendado: Ain’t no sunshine when she’s gone, de Bill Withers.

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply