You are here: Home > Cosas de viajes > Las dunas de arena, un desafío tecnológico para el consorcio que construye el ‘AVE de los peregrinos’

Las dunas de arena, un desafío tecnológico para el consorcio que construye el ‘AVE de los peregrinos’

La arena y las dunas serán un desafío tecnológico “bastante importante” en las obras del tren de alta velocidad entre las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí. Y para salvar esos obstáculos y sus problemas derivados será necesario colocar “vías reforzadas y en placa” en alguno de los 450 kilómetros de distancia que recorrerá el llamado ‘AVE de los peregrinos’, así como instalar plataformas laterales de 100 metros, paredes de 1,60 metros de altura y aplicar “aspiradores”.

Un consorcio de doce empresas españolas (integrado por Renfe, Adif, Talgo, Indra, Cobra (grupo ACS), OHL, Copasa, Dimetronic, Inabensa, Consulstrans e Ineco, así como por las empresas saudíes Al Shoula y Al Rosan) trabajará en la construcción de la línea de alta velocidad y el suministro de trenes entre las ciudades saudíes de Medina y La Meca, un contrato de 6.700 millones de euros. El contrato, que asciende a 6.737 millones y fue firmado el pasado 14 de enero en Riad, es el mayor adjudicado a un grupo español de empresas y el primero de este tipo que un país abre a la competencia internacional.

La tarea y las difultades que plantea su construcción fue objeto de debate durante la XVIII edición de la Semana de la Ingeniería Civil y el Medio Ambiente (SICMA) organizada por la Universitat Politècnica de València, y que tuvieron lugar hace unos días. José Solorza, responsable de Ineco, explicó alguos de los problemas que tendrán que afrontar las empresas del consorcio para trabajar con garantías en este tipo de terrenos. La arena y la dunas constituyen una dificultad que hay que salvar, tanto durante el trabajo de tenidido de las vías como por su facilidad para penetrar y erosionar los elementos de cualquier mecanismo. Solorza cree que salvar ese desafío servirá para que las empresas españolas puedan acceder a la concesión de servicios de alta velocidad en otros países de Oriente Medio.

El responsable de Ineco asegura que se van a utilizar 3,7 millones de toneladas de balasto y 1,5 millones de traviesas, para lo cual tendrán que ubicarse dos fábricas que deberán de producir cada una 1.000 unidades al día. Solorza ha explicado que en el momento de la instalación de las vías trabajaran 250 camiones que estarán circulando todo el día.

Inicialmente se pensaba en 33 trenes, pero ahora se habla ya de 35, todos ellos similares a los que construye Talgo pero “modificado su interior”, sobre todo en los coches ‘bussines’, que habrá que hacerlos para familias según las costumbre de ese país.

Durante su intervención en el auditorio de Valencia, Solorza precisó que algunas empresas españolas del consorcio se encargarán de instalar escuelas de formación, ya que a los 12 años de la concesión y gestión del servicio, las personas que trabajen en ellas, que inicialmente serán un 20%, deberán ser saudíes. Esas escuelas serán para jóvenes de entre 15 y 16 años que opten a esa vía de desarrollo profesional.

El consorcio encargado de la construcción, denominado Al Shoula, tiene un plazo de 34 meses para finalizar las obras, por lo que previsiblemente probará los primeros trenes en septiembre de 2013. Conocido como el ‘tren de los peregrinos’, cubrirá en menos de 2 horas y media los 450 kilómetros que separan las dos ciudades santas del Islam – visitadas cada año por 2,5 millones de fieles- a una velocidad máxima de hasta 320 kilómetros por hora.

Las obras del tren de alta velocidad entre Medina y La Meca (Arabia Saudí) comenzarán a principios de 2013 cuando se cierren los acuerdos y aspectos administrativos del proyecto, así como su redacción en detalle, según prevé OHL, empresa de este grupo.

43.270611
-2.951564

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply