You are here: Home > Cosas de viajes > El placer de las pequeñas cosas

El placer de las pequeñas cosas

Despertarse en un pueblo en el que uno no vive, lleva consigo la emoción del desayuno. ¿dónde desayunamos? Debo decir que somos personas poco conformistas, buscamos lo auténtico, y con un poco de sentido común y paciencia, se consigue…

Era sábado en Palafrugell, así que nuestro instinto nos hizo buscar el ayuntamiento, la iglesia o el mercado. Empezamos a caminar y no se notaba un alma, pero poco a poco se empezaron a ver personas de un lado a otro con sus carros y cestas de la compra. Bingo! Llegamos a la plaza del mercado. Lo primero que nos atrajo fue el típico bar-casino del pueblo, pero quisimos dar más vuelta. El mercado se dividía entre el interior y la parte de frutas y verduras al aire libre. Un ambiente fantástico, me encanta el bullicio que se crea alrededor de los mercados, la gente de la zona, lo que compran, los colores de las frutas y verduras, las flores…

En un callejón muy estrecho entre el mercado y una de las paredes de piedra de la iglesia, vimos cuatro mesas muy sencillas y prácticamente vacías, la gente que estaba sentada era gente del pueblo, no turistas o visitantes.

Acertamos, era el bar del mercado “El petit café del mercat”, será difícil plasmar lo sublimes que fueron los bocadillos que tomamos. El pan es el mejor que he probado en tiempo, tenía una textura ligera, como el del pan de coca, pero a la vez consistente, además estaba aun algo caliente, lo había hecho hacía pocas horas. Por su puesto pan con tomate. El aceite, tenía el sabor necesario para un bocadillo, es decir no era excesivamente fuerte, pero le daba un toque perfecto con el tomate. Seguro que no era un aceite de Jaén, es una población que conozco en profundidad y por desgracia no han tenido la habilidad de hacer llegar sus maravillosos aceites al resto de la geografía española, pero sin duda era un buen aceite de oliva, imagino que catalán.

El café con leche lo pedía en vaso, “por supuesto, tenemos vasos de todos los tamaños” que bien! Un café con leche, largo de café y sin azúcar, en vaso ancho de cristal, me encanta.

Repetimos bocadillos, café y bebidas. Estuvimos leyendo el periódico, nuestros respectivos libros…que placer!!

Café con leche

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply