You are here: Home > Cosas de viajes > Confesión de lo que un espía sumamente profesional oyó

Confesión de lo que un espía sumamente profesional oyó

He oído de viajeros
perdidos en el bosque
que aseguran
las ramas
los abrazaban de noche.

He oído de pilotos
perdidos en el cielo
que aseguran
las nubes
no tenían figuras.

He oído de buzos
perdidos en el mar
que aseguran
las piscinas
son muy peligrosas.

Y he oído de amantes
perdidos en París
que aseguran
nada salvó
un primer mal beso.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply