You are here: Home > Cosas de viajes > China reanuda tras dos años de parón su carrera por la alta velocidad y encarga 91 ‘trenes bala’

China reanuda tras dos años de parón su carrera por la alta velocidad y encarga 91 ‘trenes bala’

Tianjin-Station_CRH

La compañía estatal China Railway Investment Corporation, encargada del desarrollo de la alta velocidad ferroviaria en el gigante asiático, reanuda las licitaciones para el suministro de trenes de alta velocidad, que se habían suspendido en 2011 a raíz del accidente que causó 40 muertos en la ciudad china de Wenzhou. La empresa explica que ha abierto un concurso para obtener 91 trenes bala que puedan viajar a una velocidad de hasta 250 kilómetros por hora, una operación cuyo valor se estima en 50.000 millones de yuanes (8.176 millones de dólares, 6.135 millones de euros), según los medios chinos.

La compañía explicó que las ofertas se han anunciado en nombre de cinco oficinas regionales de la empresa, concretamente en las ciudades de Chengdu, Nanchang, Nanning, Shanghái y Wuhan y subrayó que los fondos para la compra de estos trenes “ya se han asignado”. El concurso está abierto solamente a aquellas compañías que operen en China y que tengan licencia para fabricar trenes de alta velocidad, unas características que sitúan a China CSR y China CNR -las dos principales fabricantes de trenes del país- como las favoritas para ganar los contratos, según los medios chinos.

El 23 de julio de 2011, un tren de alta velocidad se detuvo en lo alto de un paso elevado tras ser alcanzado por un rayo y fue embestido por detrás por otro que circulaba por la misma vía, y que por un fallo técnico no fue advertido de la avería, un suceso que causó 40 muertos y 200 heridos. El accidente costó al Gobierno muchas críticas de la opinión pública, que acusó a Pekín de haber construido la red de alta velocidad demasiado rápido y sin atender a la seguridad.

Tras el incidente, el ejecutivo ordenó reducir la velocidad de los trenes que ya operaban, inspeccionó las infraestructuras ferroviarias y suspendió el suministro de nuevos a la espera de nuevas revisiones.

Tras sólo seis años desde la apertura del primer ‘tren bala’, China es ya con gran diferencia el país con más kilómetros de alta velocidad (unos 9.000, cifra que espera doblar hacia 2015), y también ha construido ya líneas de este tipo en países como Estados Unidos o Arabia Saudí. Pero el “precio” de este rápido y muy publicitado desarrollo ha sido, además del accidente, una extensa red de corrupción que provocó que el pasado julio el ministro de Ferrocarriles entre 2003 y 2011, Liu Zhijun, fuera condenado a muerte por soborno y malversación.

Durante el mandato de Liu -que seguramente verá conmutada su pena a cadena perpetua- el ministerio fue el segundo más poderoso de China, sólo tras el de Defensa, pero ante los escándalos, las averías y los accidentes, esta cartera fue eliminada en la última remodelación gubernamental, en marzo de 2013. A finales de julio el Consejo de Estado chino, dirigido por el primer ministro, Li Keqiang, anunció que el sector ferroviario chino será reformado para quedar “completamente abierto” en términos como la búsqueda de financiación o su comercialización, antes sólo en manos del Gobierno central.

(Imagen RudolfSimon)

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply