You are here: Home > Cosas de viajes > Campo de Criptana (1911): La extraña historia del viajero Bagaria (I)

Campo de Criptana (1911): La extraña historia del viajero Bagaria (I)

El extraño viaje (Fernando Fernán Gómez 1964)

El extraño viaje (Fernando Fernán Gómez 1964)

Hablaremos hoy de una historia realmente extraña y plena de interrogantes: la detención de un barcelonés en Alcázar de San Juan y su paso por Campo de Criptana. Nos la cuenta el periódico Heraldo de Alcoy, año 16, núm. 3.990, del 9 de marzo de 1911, en la noticia titulada La detención de Buenaventura Bagaria. Era el nombre completo de este personaje, según nos dice el periódico, Buenaventura Bagaria Carbonell, era natural de Lérida, de 28 años, y estaba domiciliado en la calle de las Cortes, núm. 698, de Barcelona. Esto decía, al menos la cédula que se le encontró en la cartera. Era viajante de la casa inglesa Albisch, dedicada a la fabricación de explosivos. Se le hallaron en la detención 900 pesetas y cheques, algunos por valor de 2.000 pesetas. Llevaba también una pistola Browing, “con dos cápsulas disparadas y dos cargadores”, y dos cartas firmadas por un inglés, Mase Leod.  Al parecer o eso deja entender el periódico, Bagaría preparaba algún atentado, pues lo encontraron rondando el Palacio Real “el día de la salida del rey para  Sevilla”. Y ahora, para los datos que atañen directamente a Campo de Criptana reproduzco literalmente el texto del artículo:

Marchó [Bagaria] a Alcázar en el tren anterior al tren real, en unión del inglés. Se detuvieron en Alcázar de San Juan. Cuando llegaron á Alcázar de San Juan intentaron romper el cordón policíaco. Bagaria protestó de que no se le dejara pasar. Después, Bagaría y el inglés tomaron billete para Alcoy. Al llegar á Criptana se apeó Bagaria. El inglés continuó su viaje. Bagaria regresó a pie á Alcázar, seguido de la guardia civil, que notó gran excitación en el fugitivo. La guardia civil le detuvo en el pueblo de Quero, conduciéndolo a Álcázar de San Juan. Allí ingresó en la cárcel. Pocos momentos después intentaba suicidarse.

Se hicieron después investigaciones sobre el detenido. Se comprobó que, en efecto, vivía en Barcelona, y que era socio del Tiro Nacional, sin malos antecedentes. Representaba, como se ha dicho, a una casa inglesa de explosivos. Bagaria había coincidido con el inglés en Alcoy, y tampoco hubo en su comportamiento nada extraño, según quienes trataron con ellos  allí. Y ya no se dice nada más. ¿Qué ocurrió realmente? ¿Quién era Bagaria y qué hacía en Campo de Criptana y en Alcázar? No tenemos más datos, porque la noticia del periódico deja muchos cabos sueltos en la historia. Nos tendremos que quedar con la duda y la incertidumbre sobre lo que realmente ocurrió. O puede que no. Mañana despejaremos algunos de estos oscuros interrogantes y veremos, finalmente, quién era realmente este extraño personaje.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply