You are here: Home > Cosas de viajes > Caminos, carreteras y puentes en Campo de Criptana (1856-1928)

Caminos, carreteras y puentes en Campo de Criptana (1856-1928)

La llegada del tren a la estación (Hermanos Lumière, 1896)

La llegada del tren a la estación (Hermanos Lumière, 1896)

La llegada del ferrocarril a España a mediados del siglo XIX trajo una revolución social y económica. A los pueblos por los que pasaba los introdujo de repente en otra época, rumbo a la modernidad, cuando aún los medios de comunicación básicos, y muy precarios, eran las carretas y diligencias, y la incomunicación era el mayor obstáculo para el desarrollo de las economías locales.

El tren pasó, y paró, por primera vez por Campo de Criptana en 1855. A partir de entonces, Criptana pasó a engrosar el listado de pueblos privilegiados que aparecerían citados en las guías de viajes de la época. Gracias al ferrocarril, Criptana se encontraba a pocas horas de la Corte madrileña. Fueron muchos los viajeros extranjeros y españoles que, aprovechando las ventajas de rapidez y comodidad que ofrecía el tren, vinieron a Criptana rastreando el recuerdo de Don Quijote.

La diligencia (John Ford, 1939)

La diligencia (John Ford, 1939)

En 1905 Campo de Criptana se puso de moda. Aquel año se celebró con gran pompa el tercer centenario de la publicación del Quijote y fueron muchos los que iniciaron por su cuenta la aventura cervantina rastreando las huellas del Caballero de la Triste Figura por las polvorientas llanuras de La Mancha. Y Criptana era una parada obligada en esta ruta del Quijote. Lo viajeros que se adentraban en aquel universo cervantino anclado al pasado se quejaban a menudo de las incomodidades del viaje, especialmente por los malos caminos y las peores posadas en que se tenían que alojar.

En esta ruta cervantina, el trayecto de Criptana a El Toboso estaba entre los más transitados. Quizá conscientes de esta situación, la diputación provincial declaró de interés público el camino vecinal que unía a ambos pueblos. El anuncio se publicó en la Gaceta de Madrid, núm. 293, del 20 de octubre de 1923, pág. 271:

DIRECCIÓN GENERAL DE OBRAS PÚBLICAS. Caminos vecinales.
S. M. el Rey (q. D. g.) conformándose con lo propuesto por esta Dirección general, ha tenido a bien aprobar el expediente de declaración de utilidad pública de un camino vecinal que partiendo del Campo de Criptana termine en el Toboso, perteneciente este último pueblo a la provincia de Toledo.

Lo que participo a V. S. para su conocimiento y demás efectos. Dios guarde a V. S. muchos años. Madrid, 9 de Octubre de 1923. – El Director general, P. O. A. Valenciano.

Señor Gobernador civil de la provincia de Ciudad Real.

De este anuncio se hizo eco el diario toledano El Castellano, año XIX, núm. 5.148, del sábado 20 de octubre del mismo año.

Cinco años después, parece que el camino aún no se había construido, a juzgar por lo que dice El Heraldo de Madrid, año XXXVIII, núm. 13.354, del jueves 15 de noviembre de 1928:

La construcción de un camino vecinal al Toboso

CIUDAD REAL 15.- Ha visitado al presidente de la Diputación el alcalde de Criptana, interesándole la pronta construcción del camino vecinal de este pueblo al Toboso. El presidente dijo que se construiría inmediatamente, por el gran interés turístico que tiene, ya que ha de constituir una etapa de la ruta de Don Quijote.

Mañana se reanudará el pleno de la Diputación para estudiar los presupuestos.

Algunos años antes, sin embargo, Campo de Criptana se había beneficiado de algunos proyectos de infraestructuras que resultaban fundamentales para facilitar sus comunicaciones y contribuir a su desarrollo económico. Por ejemplo, El Clamor Público, núm. 1000, jueves 19 de noviembre 1863, publica una noticia que da cuenta de la inminente construcción de un puente sobre el río Záncara:

Puentes. – Parece vá á hacerse el estudio de un puente sobre el río Záncara, en término del Campo de Criptana. Es de importancia dicha obra que pondrá en comunicación el pueblo del Campo con los inmediatos, dando fácil salida á sus productos.

Por aquella época, también, se publicó la subasta para la construcción de un tramo de la carretera de Alcázar a Criptana, es decir, parte de la actual N-420. Fue en el Diario Oficial de Avisos de Madrid, año CCXXII, núm. 325 de 1880, del sábado 20 de noviembre de 1880:

SUBASTAS. El 11 de diciembre adjudicación de las obras… del trozo 1º entre Alcazar y Criptana, carretera de Cuenca á Alcázar de San Juan, tipo pesetas 99.096,98.

Las aventuras de Priscilla, reina del desierto (Stephan Elliot, 1994)

Las aventuras de Priscilla, reina del desierto (Stephan Elliot, 1994)

Finalmente, El Clamor Público, núm. 5582, del 22 de marzo de 1856, recogía la queja de muchos criptanenses que exigían que se construyera un camino que comunicara el casco urbano con la estación, que por aquel entonces llevaba apenas un año en funcionamiento. Habría que esperar hasta el año 1923, cuando la Revista Ilustrada. Banca, Ferrocarriles, Industria y Seguros, año XXXI, núm. 3, del 10 de febrero, publica la subasta para la construcción de esta carretera:

… kilómetros 49 a 52 y 54 a 57 de la carretera de Bonillo a Madridejos, y kilómetro único de Campo de Criptana a su estación. Presupuesto, 87.461,14 pesetas. Fianza provisional, pesetas 870.

El plazo de ejecución para estas obras terminaba el 31 de marzo de 1925, y la subasta se celebraría en la Dirección General de Obras públicas el 23 “del corriente mes de febrero, a las diez y seis horas”.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply