You are here: Home > Cosas de viajes > Bélgica rompe el contrato del tren de alta velocidad ‘Fyra’ por defectos de fiabilidad y seguridad

Bélgica rompe el contrato del tren de alta velocidad ‘Fyra’ por defectos de fiabilidad y seguridad

fyra_v250_en_rotterdam

Finito. La compañía nacional ferroviaria belga SNCB anuncia su decisión de cancelar el contrato con el fabricante italiano de trenes AnsaldoBreda, responsable del nuevo tren de alta velocidad ‘Fyra’ entre Bruselas y Amsterdam, ante su incapacidad para resolver los graves problemas técnicos de la línea. “No queríamos correr ningún riesgo con ningún tren y ciertamente no con un tren de alta velocidad”, dijo en una rueda de prensa el consejero delegado de la SNCB, Marc Descheemaecker.

La rescisión del contrato con AnsaldoBreda aprobada significa también la suspensión de la entrega de otros tres trenes que estaban encargados, informó la agencia Belga. Los trenes ‘Fyra’ habían empezado a circular en diciembre del año pasado, cinco años más tarde de lo previsto, pero en enero el servicio tuvo que ser suspendido tras ser detectados importantes problemas de seguridad. La SNCB dio entonces un ultimátum de tres meses a la empresa italiana para que encontrase una solución a los fallos técnicos, unas mejoras que finalmente no han llegado.

La sociedad belga de ferrocarriles también ha dado el mandato de desbloquear la garantía bancaria que cubría un avance de 37 millones de euros ya pagados por el pedido a la empresa italiana. Al mismo tiempo, la SNCB ha manifestado la intención de obtener una compensación de AnsaldoBreda por la vía judicial por los daños sufridos, que calcula que ascienden a varios millones de euros.

Tras la suspensión del servicio en enero, las empresas belga y holandesa de ferrocarriles pidieron evaluaciones de expertos externos sobre la fiabilidad de los trenes, que finalmente confirmaron “lagunas técnicas fundamentales” en el diseño de los trenes ‘Fyra V250′ que implicaban “riesgos importantes tanto a nivel de fiabilidad como de seguridad”.

Descheemaecker detalló algunos de los problemas detectados durante el breve periodo de explotación de la línea: fallos en el desarrollo del sistema de frenado, defectos en las baterías y las puertas, oxidación prematura o ausencia de protección de cables eléctricos en los bajos del tren. Una serie de problemas que “no podrían haberse solucionado antes de un periodo de 17 a 24 meses”, indicó. La SNCB también criticó la actitud del constructor italiano, que no llegó a poner en marcha un plan de acción ni aportó respuestas a las cuestiones fundamentales planteadas.

Dada la supresión del ‘Fyra’, la SNCB aseguró que va a estudiar la puesta en marcha de conexiones directas entre Amberes (norte del país) y Roosendaal (sur de Holanda) durante los meses de verano y entre Amberes y Eindhoven (sureste holandés). Como accionista del tren de alta velocidad Thalys, que opera desde París a ciudades como Bruselas, Amsterdam o Colonia (Alemania), la SNCB solicitará un refuerzo de la línea. Como accionista de Eurostar, la línea de alta velocidad que une Bruselas y París con Londres a través del canal de La Mancha, la sociedad belga también pide una conexión con Amsterdam desde 2016.

La empresa holandesa de ferrocarriles (NS) dijo a Belga que espera tomar una decisión sobre el ‘Fyra’ hacia mediados de junio en coordinación con la Secretaría de Estado holandesa de Infraestructuras.

El nuevo tren de alta velocidad entre los dos países también había sido objeto de duras críticas por parte de los viajeros por sus precios y frecuencias. Bélgica y Holanda llevaban años negociando una mejora de la conexión ferroviaria entre Bruselas y Amsterdam.

43.270611
-2.951564
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply