TSA hará revisiones más exhaustivas a maletas de viajeros en EEUU

Las revisiones exhaustivas en maletas ya se aplica en algunos aeropuertos de los Estados Unidos, un

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Explora Mineral del Chico #Antituristas

No me gustan las playas, las grandes ciudades ni los centros turísticos más concurridos. Bueno, en realidad no me molestaría si no hubiera miles de personas en ellos. [...]

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Mis trucos vegetarianos

 

Viajar y llevar una alimentación distinta al común de la gente no es fácil. Y si no, que se lo pregunten a los celíacos, a los diabéticos, a los hipertensos… Tienes que estar siempre atento, preguntando, leyendo a consciencia los ingredientes de lo que compras, pidiendo que te preparen tal o cual plato pero sin esto o lo otro. Si tus razones son médicas, en los restaurantes no te suelen poner problemas, se esfuerzan en entender tus exigencias y en cumplirlas a rajatabla, no vaya a ser que te provoquen una crisis y de paso se busquen ellos un lío gordo.

Pero si tu alimentación diferente es una opción personal, una elección, como en caso de los vegetarianos y veganos, ahí la cosa se relaja. Nunca faltará el que te diga “No pasa nada, apartas la carne y te comes el resto del guiso”, “Un poquito no te va a hacer daño”, o “Pero si la ensalada no lleva carne, solo es atún” (a lo que yo suelo responder con la pregunta “¿Me puede explicar en qué árbol crecen los atunes?”)… y así podríamos seguir con un montón de excusas y falsas razones que los vegetarianos conocemos de memoria.

Por eso, en esta entrada, quiero compartir contigo mis truquillos para preparar los viajes y procurar que mi alimentación no se resienta y no se convierta en un inconveniente a la hora de disfrutar del mundo.

Si tu viaje es organizado, tu agencia se ocupará

Sí, si vas a contratar el viaje con agencia, coméntaselo antes de pagar y ellos te ofrecerán todo tipo de opciones y consejos. Es su trabajo. De hecho hay agencias especializadas en viajes veganos y eso es una gran ventaja pues ya irás con todo resuelto.

Pero, si como en nuestro caso, organizas tus propios viajes y te gusta ir por libre, sigue leyendo…

Busca información previa 

Cuando empieces a preparar tu próximo destino busca, con tiempo, información sobre restaurantes, cafeterías, hoteles, etc. con opciones veganas de los lugares que vas a visitar.

Esto es relativamente fácil, me dirás, y en principio así lo parece, porque Internet ofrece una amplia red de páginas en las que investigar. Sin embargo, he de añadir que depende mucho de los lugares que vayas a visitar. Por ejemplo, hace unos meses, estuvimos recorriendo Letonia y encontré, como era de esperar, muchísimas opciones en Riga, la capital. Sin embargo del resto del país apenas hay información en inglés, y en castellano ya no digamos.

En estos casos, a veces da resultado hacer una búsqueda en el idioma propio del país:

veģetārie restorāni Alūksnē = “restaurantes vegetarianos en Aluksne”

Traductor de Google, ¡gracias amigo!

Pero tampoco resulta fácil si, como nosotros, en el caso de nuestro viaje a Letonia, vas a estar en pueblitos perdidos y poco turísticos. (Si no me crees, ve a la página vegan.lv y verás que ABSOLUTAMENTE TODAS las opciones que ofrecen se encuentran en Riga)

Hay algunas webs de ayuda. Por ejemplo en hazteveg.com hay un listado de restaurantes por países, pero en general, esos establecimientos se encuentran en grandes ciudades, con lo cual, volvemos al problema inicial.

Siempre es buena idea darse una vuelta por foros o páginas en las que pedir ayuda o consejo a otros viajeros que hayan estado en el sitio antes que tú, aunque en este caso, ten en cuenta que puedes encontrarte con gente de todo tipo: desde los siempre entusiastas y positivos a los que nada les desmoraliza (me cuento en este grupo), hasta los tan negativos que a todo le encuentran peros. Sea como sea no desesperes. Llegado el caso no morirás de hambre.

Si tienes reserva de hotel, escríbeles y coméntales tu caso

En la mayoría de las ocasiones te encontrarás con que te ofrecen alternativas acordes a tus necesidades e incluso te recomiendan lugares para comer en la zona que visitas. En los lugares poco turísticos es donde más cuidan los detalles y la atención es más esmerada, así que, antes de viajar, prueba esta opción para tener algún recurso ya definido.

También puedes escribir a la oficina de turismo local, o ir a preguntar estando ya en el lugar. Suelen tener información para proporcionarte. Ya somos muchos los viajeros vegetarianos y se nos va teniendo en cuenta cada vez más. ¡HURRA!

Que el idioma no sea una barrera 

Shipka - Bulgaria

Shipka – Bulgaria

Si en ocasiones es difícil hacernos comprender en nuestro propio idioma, o en inglés, el idioma universal, imagínate tener que explicarte en una lengua que te es completamente extraña. Anota las frases que creas puedes llegar a necesitar y tradúcelas al idioma de tu destino:

Soy vegano.

No como productos de origen animal. 

¿Tienen menú vegetariano, por favor?… 

y así todas las que se te puedan ocurrir útiles para comunicarte en caso de necesidad. Llegado el momento sacarás tu cuadernito y solo tendrás que señalar la frase adecuada.

ADVERTENCIA: No te fíes demasiado del traductor de Google, ya que en ocasiones sus traducciones son literales y desastrosas. Lo más recomendable es que elijas frases cortas, y que si puedes revisarlas con alguien que domine la lengua, mejor que mejor.

Si no, no te hagas drama, siempre está el lenguaje universal de los signos, o marcarte una partida de Pictionary. En cualquier caso, la diversión está garantizada.

Ayúdate con una App 

Existen algunas aplicaciones que te pueden ayudar en caso de que cuentes con conexión móvil a Internet.

Una de las más útiles se llama HAPPY COW y lo que hace es utilizar tu ubicación para recomendarte restaurantes veganos cerca de donde te encuentras. El problema surge cuando estás en lugares muy aislados porque los locales de comida en esos sitios apartados no se suelen anunciar en Internet, con lo cual, es probable que en muchísimos lugares del mundo esta aplicación no te resuelva nada. De todos modos, es una App muy interesante si viajas, por ejemplo, dentro de Europa.

Otra aplicación bastante eficiente es IS IT VEGAN?, destinada a reconocer productos por su código de barras e informarte si son o no veganos. Lógicamente, esta aplicación te será útil para comprar comida en un supermercado, pero no para escoger un menú en un restaurante. Dependiendo de la conexión a Internet de que dispongas y el lugar del mundo donde te encuentres funcionará con mayor o menor eficiencia. Por esa razón, para darte otros trucos y/o posibilidades, he decidido escribir este post.

Seguimos…

Hazte un listado de platos típicos del lugar que se ajusten a tu dieta 

Resulta trabajoso pero yo siempre lo hago. Busco recetas típicas, miro los ingredientes, anoto sus nombres en mi cuaderno de viaje en el idioma original para poder enseñarlo si,  por casualidad, los lugareños no hablaran inglés.

Me pasó en varias ocasiones (en Rumanía, en Eslovaquia, en Letonia) y sacar el cuadernito con los nombres de los platos fue todo un acierto.

Pregunta. No te cortes 

Siempre que viajes y tengas oportunidad, lejos o cerca de tu ciudad, incluso dentro de tu propio pueblo, pregunta si tienen opciones vegetarianas. Aunque sepas que no las tienen, aunque estés cansada de que te digan que no. En realidad no solo se trata de preguntar, se trata de VISIBILIZAR una necesidad que tienes. Se trata de crear conciencia y de que los responsables de bares, cafeterías y casas de comida sepan que hay un mercado que se les está escapando. Tu pregunta nos ayuda a todos. No lo olvides.

Si insistiéramos continuamente en preguntar “¿Tienes leche vegetal?”, finalmente los comerciantes lo entenderían como una demanda y acabarían incluyendo la opción en sus cartas y menús. ¡Posiblemente hasta lo anunciarían a bombo y platillo!

Así que ya lo sabes. ¡No te cortes! Pide, pregunta, demanda.

El recurso universal: los mercados y supermercados 

Frutería-Montmartre

Nuestros viajes no suelen ser de alto presupuesto con lo cual acostumbramos a hacer muchas comidas, sobre todo las cenas, en la habitación del hotel. Para estos casos, los supermercados y mercados locales brindan una gran cantidad de alternativas que son de agradecer: frutas, ensaladas, platos preparados, frutos secos, pasas, enlatados, etc. a los que siempre puedes recurrir.

En mi caso, si sé que voy a estar muchos días por zonas muy despobladas o poco turísticas, suelo hacer un pequeño acopio de víveres para poder tirar de “despensa” en caso de necesidad. Claro que si viajas con mochila no puedes cargar demasiado pero un paquetito de nueces, unas pasas de uva, un chocolate o un puñado de muesli, son un recurso sano, nutritivo, saciante y que te brindará un plus de energía en caso de necesidad.

Si es posible, lleva tu propia alacena de último recurso

Dependiendo de adónde vayas, cuánto tiempo vayas a estar viajando y qué equipaje puedas cargar, puede ser una buena idea reservar un huequito en la maleta para llevar una minidespensa como último recurso. Lo que sí es interesante es que tengas claro que lo que lleves sean productos no perecederos, por razones obvias no muy pesados, y que creas que no vas a poder encontrar fácilmente en tu destino, si no, no tendría sentido cargarlos.

  • Yo, personalmente, siempre que puedo suelo llevarme algún tetrabrik pequeño de leche vegetal puesto que es difícil encontrarla fuera de las grandes urbes y a veces apetece un desayuno continental con su café con leche. ¡Y no hace falta irse muy lejos! Mismo dentro de España me pasa muy a menudo que pregunto en bares y cafeterías y no tienen leche vegetal, ni soja, ni avena… y bueno, de arroz, de coco o de almendra ya ni hablamos… Imagina la cara del camarero cuando saco el brick del bolso y le digo: “Hazme un café con ésta leche. Muy caliente, por favor”.

Prueba a hacerlo, verás qué divertido.

¡Ah! Y si te gusta la horchata, que no es mi caso,  es también una muy buena opción.

  • Muy socorridas son las barritas de cereales, que además de aportar mucha energía son fáciles de transportar en cualquier bolsillo, no pesan, duran mucho y aplacan el hambre durante un buen rato. Yo, últimamente, suelo elegir unas llamadas Roo’BAR que son orgánicas y crudiveganas, y lo más importante: están muy ricas. Pero vamos, que cualquier barrita de muesli o cereales que escojas estará bien.

 

  • Otra cosa que solemos llevar cuando vamos de ruta de senderismo, pero que valen para cualquier viaje, son unas Gominolas con proteínas, veganas también, muy energizantes y de muy buen sabor. A mí no me gustan nada las gominolas ni las chuches, pero éstas me encantan. Se llaman Shot BLOCKS.

 

Estos dos últimos productos, son ecológicos y los suelo comprar en una tienda de Las Rozas, en el Európolis. Si estás en Madrid, y por si te interesa, te dejo el enlace a su web: Ecotienda Cibeles. Allí encontrarás muchísimas opciones de alimentación vegetariana y vegana que seguro te gustarán.

Y como último consejo, suponiendo que las cosas se te pongan muy difíciles algún día (que no será para tanto) te recomiendo:

No desesperes 

… que por pasar un día a pan y patatas fritas nadie se ha muerto y un poco de monotonía en la dieta no te van a quitar tus ganas de viajar.

Acantilados-Loiba

Acantilados de Loiba – Galicia

Espero que el artículo te haya servido y si tienes cualquier pregunta no dudes en consultarme. Estaré encantada de ayudarte.

Un abrazo viajero. ¡Nos vemos por los caminos!

Nahir.-

 

 

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Todo sobre; Viajar a Irán

Viernes 26 y Sábado 27  

C/Santa María, 20 Centro Persépolis

En estos días se facilita informaciones sobre lugares de interés, características de las ciudades, monumentos, trasporte, la gente y cultura Iraní.

Horario: Mañanas: de 11:00 a 14.30 y Tardes: de 17 a 20 h.

img-20170314-wa0007

Evento patrocinado por:
OrienteViajes.com
Especialista en organizar rutas culturales a Persia
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS