You are here: Home > Cosas de viajes > ¿Salimos a jugar? (Hanoi, Vietnam)

¿Salimos a jugar? (Hanoi, Vietnam)

El gallo ha vuelto a despertarnos al amanecer, pero esta vez no nos ha importado. Con nuestro nuevo horario geriátrico ya llevábamos durmiendo 8 horas cuando ha empezado el cacareo. Además tampoco faltaba mucho para que sonara el despertador, pues hoy tocaba volver a Hanoi.

Nos dejamos un Hanoi caótico y un poco fresquito y lo hemos encontrado encantador y veraniego.

Los sábados, las motos se aparcan para salir a jugar. Las calles que rodean al lago, antes ruidosas y llenas de motos hasta el infinito, se cortan al tráfico y se convierten en salones de juegos. Las chicas se ponen sus mejores vestidos para salir a saltar a la comba o las cañas de bambú, a jugar a puzzles o al dominó o a un juego muy curioso con piedrecitas. Las parejas aprovechan para hacerse sus fotos de boda con las últimas luces del atardecer reflejadas en el lago, los niños montan es coches y motos eléctricos y hasta los gatos son sacados a pasear.

Por las calles que, un par de días antes, intentábamos cruzar sin ser atropellados, ahora paseamos tranquilamente, parándonos a cada paso ante una nueva actividad. Y es que, cuando se bajan de la moto, los vietnamitas son encantadores, como lo son sus costumbres. Como las marionetas acuáticas que hemos visto en el teatro. ¿Habrá espectáculo más entrañable? Una delicia para entretenerse un sábado tarde.

Y, al caer la noche, las motos siguen recluidas, porque las calles se convierten en un hervidero de puestos callejeros (con lo que me gusta un mercadillo!), en música y bailes al aire libre, en puestos de comida y en un ir y venir de gente regateando.

Me gusta cuando Hanoi se viste de sábado.

PD: Estamos bien.

Audio recomendado: La primavera, de Delafé y las flores azules.

dsc_0617 dsc_0668 dsc_0672 dsc_0674

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply