Ahmed, el Señor del Desierto

La persona más entrañable del viaje a Marruecos, sin duda. Su nombre no es Desierto, pero podría serlo. Se llama Ahmed. Está hecho de nobleza y calma. De paz y de charlas de las más interesantes que hayamos tenido jamás. Hemos aprendido. Ahora somos un poco desierto también.

Tuvimos la suerte de elegir su albergue cuando nos acercamos hasta el desierto de Merzouga. Un emplazamiento en una zona de especial interés sin más infraestructuras para visitantes que su hogar. Es nacido a la orilla de las dunas y eso se nota, de piel morena, mirada penetrante y sincera, vestido de azul cielo intenso y siempre con ganas de ayudar.

Nos abrió las puertas de su casa y de sus adentros. Nos sirvió un té a la menta. Nos invitó a tomar asiento en un espacio precioso y cómodo, de cojines en el suelo y mesas bajas. Y empezamos a conversar. Poco a poco la charla desencadenó en un relato de superación imposible de redactar aquí.

Este joven bereber trabajó años para turistas en diferentes hoteles de la zona, con condiciones pésimas, con promesas de dinero que no llegaban y dedicando todo el dinero que podía conseguir a su familia. Él nos relataba su vida y con sus palabras nos decía: al final, muchas veces, las lágrimas venían a mis ojos y me encerraba en la habitación con dolor. Las lágrimas salían de mis ojos y no podían parar de salir.  Nos dejó claro que su frustración en un mundo mísero y de poca palabra le hizo replantearse muchas cosas.Y arriesgar.

A su propio albergue, Chez Les Habitants, lo llama: el Sueño. Después de varias veces, nuestra curiosidad se lanza a preguntar y él nos cuenta una larga e interesante historia. Una vez, durmiendo, soñando, se vio regentando un albergue que le permitiría tener el suficiente dinero como para ayudar a su familia y poder ofrecerles incluso trabajo, algo muy difícil en aquella parte para la mayoría de gente. Se despertó y lo primero que hizo fue comunicarles esa visión a la familia, que lo primero que hizo fue tacharlo de loco. Pero el tiempo y las ganas, la superación y la perseverancia, al final, le dieron la razón. Fue recogiendo dinero, trabajando más horas de la cuenta, en diferentes sitios, sin apenas gastar, y mientras no paraba por un lado, por el otro iba haciendo un anexo a su casa con un par de habitaciones. Era y es su misma familia, la que preparan de comer a los huéspedes que iban y que actualmente van a su hogar. Empezó con dos habitaciones muy sencillas y tuvo que empezar desde cero en el mundo de internet. Ahora ya lo domina. Se publicitó en plataformas de viajes, en redes sociales, allá donde creía conveniente. Él seguía con su vida normal, hasta que un día, recibió el primer contacto de un viajero para quedarse en su casa. Poco después otro. Luego unos cuantos más. Y así fue cambiando su vida de siempre por su sueño. Ahora trabaja toda la familia unida. Y así fue completando el albergue hasta tener lo que tiene ahora. Es un alojamiento chiquitín y modesto, pero el asegura: No quiero más, con esto vivo yo y vive mi familia. 

Lo que más agradece es poder aprender tantas lenguas como pueda, conocer culturas sin salir de su país, pues reconoce que para ellos no es nada fácil salir de sus fronteras y poder enseñarle a los huéspedes algún que otro rincón del desierto, algunas que otras personas, alguna que otra costumbre y algún que otro atardecer, como aquel espectacular que nos enseñó a nosotros. Un cielo de aquellos rojos desangrándose en un suelo infinito de dunas y silencio.

A la pregunta: ¿Qué religión profesas? Dice claramente que practica el Islam, seguidamente dice que no hay varios dioses, que quede claro eso, que solamente hay uno que es el que engloba a toda la humanidad. Solo uno. Deja claro que si alguien dice matar en nombre de un dios, el que sea, esa persona no entra en los parámetros de ninguna religión. El Islam no sabe de odio porque es paz. Y afirmamos que sí, pues tengo cantidad de amigos musulmanes, que más que amigos, son grandes amigos, casi familia.

Ahora, sin duda, desde nuestra vuelta, tenemos un familiar más esparcido por este mundo tan diverso como brutalmente bello. El hombre azul al que le confiamos los días, hecho de transparencia y arena.

Gracias, amigo. Por hacernos partícipes de tu sueño.

DSC_0234DSC_0237

     

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Impresiones de nuestros viajeros

Nuestros viajeros Marisa y Federico, nos han enviado una pequeña muestra de su viaje a Irán el pasado 30 de marzo.

“En ella queremos resumir todo el afecto que nos traemos de los iraníes y las maravillas que nuestros ojos han podido ver de cerca”, apunta Marisa.

Muchas gracias por las fotos y estamos encantados de que hayan disfrutado del viaje.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Rutas Especiales: Irán al completo

Si el viaje es más gratificante es aquel que nos sorprende, Irán es uno de los destinos más gratificante del mundo.

Buscar la realidad de Irán es la más maravillosa sorpresa.

Caminando por las cúpulas sublimes de azulejos turquesas, las ruinas milenarias de lo que en su día fue un gran imperio, los callejones de adobe, los palacios más majestuosos o los bulliciosos bazares, entre otros, el viajero comprende que Irán es un país muy especial aún por descubrir.

Oriente Viajes les invita a conocer este fantástico destino gracias a sus viajes personalizados con diferentes salidas a lo largo del año.

En este año 2016, además, contamos con Rutas Especiales en las que el circuito es más completo para que el viajero no se pierda ninguno de los rincones con más encanto del país.Persepolisweb

Estas Rutas Especiales comprenden 22 días en los que se visitan ciud
ades como Teherán, Kerman, Yazd, Shiraz, Esfahán o Tabriz, entre otras.

Un viaje maravilloso y muy completo que se puede realizar en distintas fechas:

Les animamos a unirse a nuestros grupos y vivir una experiencia inolvidable.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Volando Con… Cecilia Rimbaud

Te presentamos nuestra nueva sección

donde tu eres el protagonista:

Logo Volando con

Un espacio para compartir tus experiencias, relatos, fotos, videos, itinerarios recomendaciones, etc. que quieras compartir con la Comunidad Viajera de Quiero Volar

Hoy estrenamos este nuevo espacio dedicado a los miembros de esta Comunidad Viajera de Quiero Volar! y nos da mucho orgullo comenzar con un texto que nos comparte Cecilia Rimbaud, una chica de 24 años que a su corta edad ha vivido en varios rincones del mundo, experimentado y aprendido de sus viajes y por ello quiere compartirnos su experiencia.

Te invitamos a compartir con la comunidad tus propias experiencias y con ello inspirar cada vez a más gente a disfrutar del viaje como una forma de vida.

Volando Con… Un espacio abierto para compartir, inspirar y fomentar el espíritu viajero. 

Da Click Aqui para Participar en Volando Con….


Te dejamos con el relato de Cecilia!!! Conócela y disfruta de sus aventuras

Volando con - Cecilia Rimbaud 3

No tengo ni idea de si sé o no viajar, si se me da bien, ni tan siquiera de si me gusta hacerlo. Yo hago lo que me pide el cuerpo, vivo aquí y allá, sin medir demasiado las fronteras. He vivido un verano en Irlanda, un año en Brasil, otro en Bélgica y ahora me encuentro en suelo francés. El lugar no me importa; me mueven la inquietud, las circunstancias, la comida y los idiomas (estos dos finales en especial).

En los últimos tiempos he aprendido a viajar sin la maleta de ruedas y ropa en exceso, con un par de zapatos y a apreciar más lo que traigo de vuelta, que con lo que salgo de casa.
También a viajar sola, a olvidarme la cámara de fotos, a ajustar los tirantes de mi mochila sin ayuda, a comunicarme por señas, a perder cosas, a pasar frío y calor, a no dejar de bailar. Sobra decir que he conocido personas sensacionales y transparentes, que me han colmado de sabiduría.

Volando con - Cecilia Rimbaud 2

Pocas veces documento públicamente mis experiencias, acostumbro a disfrutarlas en silencio y con pocas personas. Pero es verdad, para mi viajar es más que planear un viaje, es una incertidumbre, es un dolor de cabeza y es despertar satisfecha.

Mi gran suerte es contar con esas poquitas personas que están dispuestas a preguntar y escuchar qué tal ha ido todo. Cuando tenía 4 años conocí en la escuela a mi mejor amiga. Por aquel entonces no lo sabíamos, pero pasados los años ambas nos hemos dado cuenta de que nuestros caminos siempre estarán conectados, porque a pesar de los más de 9,000 kilómetros que nos separan, las cosas siguen como siempre.

Volando con - Cecilia Rimbaud 1

Lo mejor de todo es que ambas tenemos esa pasión por lo desconocido y no dudamos en contárnoslo, eso me fascina y tranquiliza. Entre tantas otras cosas que nos unen, el amor incondicional por conocer otro lugares. Tiempo atrás conseguíamos hacerlo juntas. Nuestros paseos se resumían en: Risas, enfado, risas y volver a casa. Sin duda eran las bases de lo que un tiempo construímos juntas y hoy por separado. De cuando en vez volvemos a hacer planes de futuras aventuras juntas, aprovechando todo la sabiduría acumulada.

Un día me bañé en un pozo en medio de la selva y volví a casa caminando descalza. Otro visité los puntos más altos de una bella ciudad cerca del Círculo Polar Ártico, entre los más bellos fiordos.Hubo otro día que caminé por una playa desierta, sin más ruído ni luz que el del océano y la luna. También bailé al son de la música del carnaval de otra cultura. Un día me quedé helada bebiendo cerveza de más de 12º a menos de 0ºC. Y prometo que hubo muchísimos días que sin entender lo que me decían sonreí y me creí la persona más estúpida y afortunada de todas.

Volando con - Cecilia Rimbaud 4

Mi nomre es Cecilia, tengo 24 años recién cumplidos y no tengo ni un duro. Me pesa más pensar que el mundo se me hace inalcanzable por su grandiosidad y la rapidez con la que pasan los años, que pensar que todavía no sé lo que voy a hacer mañana.

TEXTO y FOTOGRAFÍAS propiedad de Cecilia Rimbaud


Volando Con… Un espacio abierto para compartir, inspirar y fomentar el espíritu viajero.*

Una nueva sección para que los miembros de la Comunidad Viajera de Quiero Volar, compartan sus experiencias de viaje e inspiren a otros viajeros a través de sus relatos, fotografías, videos, frases, itinerarios recomendaciones o cualquier otra cosa relacionada con los viajes que quieras compartir con la Comunidad Viajera de Quiero Volar.

Te invitamos a compartir con la comunidad tus propias experiencias y con ello inspirar cada vez a más gente a disfrutar del viaje como una forma de vida.

¿Quieres participar?

Da Click Aqui para Participar en Volando Con….

* Todo el contenido compartido a través de “Volando con…” podrá ser utilizado como material en las publicaciones de Quiero Volar – Comunidad Viajera previa revisión por parte de un consejo de decisión. La propiedad intelectual del autor siempre será respetada y se incluirá su nombre en las publicaciones pertinentes.
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS