Huelga a la francesa

lrp_0349

Viajeros de acá para allá intentando volver a casa.

Como en todo país cuando no se llega a un acuerdo con los servicios públicos, aunque estos tengan sus razones, los usuarios son los primeros en pagar. Prueba de ello la estación de Lyon de París atestada de viajeros que no saben si podrán volver a casa en tren.

lrp_0355

Próximo tren a salir des la estación. Tren de alta velicidad con dos plantas, aunasi no podrá llevra a todos los usuarios de la estación.

lrp_0359

Las escaleras del conocido restaurante “Le Train Bleu” a disposición de los usuarios cansados.

lrp_0360

Un de las entradas de la atestada estación.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Consejos para hacer un bautismo de buceo

Amigo lector, si estás leyendo este post a lo mejor es que a lo mejor … ya te has decidido bucear!

Bucear es explorar el fondo submarino como espectadores, vivir durante un tiempo en “otro medio” al que no estás acostumbrado y donde utilizas un equipo autónomo para poder respirar (botella de aire comprimido y regulador de aire), viajas bajo el agua donde pones a prueba tu físico, tu mente… y es el momento donde compruebas como reacciona tu cuerpo como una vivencia distinta a la habitual: vivir en el mar durante unas horas.

El bautismo de buceo es tu nuevo nacimiento en el agua, tu completa fe en el equipo de buceo y en tus compañeros, la entrada a una nueva puerta en tu vida; todo esto implica una preparación previa, unas instrucciones precisas antes y durante la inmersión, unos conocimientos teóricos y prácticos y la total convicción de querer vivirla y experimentarla por ti mismo.

El buceo es una actividad emocionante y excitante – la primera vez que te conviertes en un anfibio- y que implica una serie de riesgos y precauciones que se deben tener presente antes de “lanzarte de cabeza”. Todos los que hemos dado ese paso, hemos pasado por esos primerizos momentos: tensos, con miedos, diversas sensaciones, agobios … pero algo hemos aprendido: hay dos reglas básicas a tener en cuenta en su práctica, no aguantar nunca la respiración mientras se bucea y no bucear nunca solo.

Desde nuestra experiencia de “auténticos iniciados” en este mundo (elegimos el curso Open Water Diver, que da un pasito más allá del bautizo) te damos nuestros consejos básicos, para que tu inmersión en el buceo sea positiva, gratificante e inolvidable.

Sitio donde nos bautizamos

Sitio donde nos bautizamos

Antes de bucear

Busca un sitio o escuela de buceo en el destino que vayas que tenga buenas referencias o que tus amigos o conocidos lo conozcan. Es muy importante sentirte arropado y apoyado por profesionales que conozcan la técnica y sepan como manejarse ante emergencias o imprevistos.

Si es tu primera vez, puedes realizar un curso de bautizo que además incluya más prácticas de unos 1-3 días, para que te acostumbres y aclimates a respirar bajo el agua; primero se realiza en una piscina (aguas confinadas) , y luego en el mar (aguas abiertas). Empezarás a conocer términos nuevos como presión, flotabilidad, densidad, profundidad… que luego te serán útiles, imprescindibles y familiares.

Debes conocer tus limitaciones, tu forma física o mental antes de lanzarte a ésta aventura. Allá abajo dependes única y exclusivamente de tus fuerzas, tu sentido común, de como te comportes, así que hazte una “radiografía” de como actuarías allá abajo. Un médico te debe hacer un chequeo general (siguiendo un cuestionario estándar) y comprobar que eres apto para realizar esta actividad, ten presente y comenta tus “achaques”, para que luego no te lleves una sorpresa bajo el agua. También es obligatorio contar con un seguro.

Antes de hacer una inmersión

No tomes alcohol, drogas o medicamentos que estén no indicados antes de hacer una inmersión, consulta en todo caso con tu médico de cabecera. Nuestros espacios aéreos (p.e senos frontales, nariz) deben estar limpios de catarros, alergias, incluso tus caries deben estar bien cerradas. Bajo el agua, el aire que respiras circula por esos conductos aéreos, y puedes tener dificultades si están obstruidos.

Antes de la inmersión, comprobar el estado de tu equipo revisado y en perfecto estado. La regla es que hagas lo mismo con el equipo de tu compañero, y éste con el tuyo. El equipo básico de buceo consiste en un traje neopreno (traje húmedo) con escarpines para protegerte del agua, aletas para nadar con los pies, sistema de lastre (plomos), botella de aire comprimido con su regulador de aire y el alternativo, máscara con tubo, chaleco para el control de la flotabilidad … y voilá … ya estás casi listo.

Buceo Menorca 1

Un, dos, tres … Splash !!! A Bucear !

Cómo un instructor te acompaña en tu bautismo, deberás seguir al instructor allá por donde vaya y tener contacto visual para entender sus señales -o que éste vea las nuestras- : señales tales como Todo va bien, No tengo aire, Vamos por esa dirección, Subimos o bajamos, … deben ser entendidas por todos.

El ritmo de la respiración con el equipo autónomo debe ser normal, relajado y lento, hay que estar tranquilo durante la inmersión y así evitar un consumo rápido de oxígeno ni sobresfuerzos. No se debe nadar con las manos (se dejan a un lateral del cuerpo) para no hacer esfuerzos físicos más allá que nadar con las aletas de los pies.

Hay una serie de acciones que debes realizar siempre en cada inmersión: cuando bajes en profundidad, hay que taparse la nariz con el dedo pulgar e índice para “compensar” los oídos o espacios aéreos, por cada metro de profundidad que se baje. Imprescindible para la salud de tus oídos.

Debes tener en cuenta que para ascender a la superficie, en el caso de pocos metros no es necesario hacer paradas intermedias, pero para profundidades mayores debes ascender lentamente, parar unos minutos, ir a una velocidad de unos 18 metros por minuto en la subida y seguir las indicaciones de tu ordenador de buceo (especie de reloj de mano con todos los datos de la inmersión).

Todo un mundo para ver

Todo un mundo para ver

Recuerda que debes bucear como un deporte, estás en un medio que no es el tuyo por lo que el respeto por la vida subacuática es imprescindible. No debes molestar ni tocar animales, rocas o el entorno, si notas algún pez que suponga un peligro intenta alejarte sin llamar la atención. Es importante que veas pero no toques…

Entrar en este mundo es como comenzar otra vida o vivir otra dimensión, si te gusta, es casi seguro que repites. Comenzarás a planificar mejor tus salidas para hacer buceo: ya sea sitios para bucear, rumbos a tomar, entradas y salidas, límites de profundidad … establecer todo de antemano, con antelación. Encontrar personas como tú que tengan la misma afición e intereses … y contar con un Diario de Buceo, donde vayas poniendo todo tu historial como buceador…

© TU HOBBIE TU VIAJE
Te ayudamos a descubrir el mejor viaje que combina con tu hobbie favorito.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Vídeo integro de la primera Mesa Debate de Futurismo Canarias 2014

Primera Mesa Debate de Futurismo Canarias 2014: Gestión del Turismo en Canarias (Vídeo Integro)

Paulino Rivero Baute (Presidente del Gobierno de Canarias)

Carlos Alonso (Presidente del Cabildo Insular de Tenerife)

Jorge Marichal (Presidente de Ashotel – Patronal Hotelera )

José Fernando Cabrera (Presidente del FAST)

Juan Carlos Magdalena (Empresario restaurador – Portavoz PYMES – Zona Sur Arona )

 

Moderador: Antonio Salazar

 

Mesa debate Gestión del turismo en Canarias

 

 

¡¡Muchas gracias desde Futurismo Canarias!!

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Muerte en las profundidades (Campo de Criptana 1920)

Los pozos del Pozohondo: Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Los pozos del Pozohondo: Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Inocentes, casi imperceptibles, aguantan el tiempo aún hoy esos pozos que dieron nombre desde antiguo a esa vieja plaza criptanense, Plaza del Pozohondo. Y fueron, seguramente, los pozos antes que la plaza, o que la calle, que en esto de calle o plaza a veces es difícil decidir cómo etiquetar ciertos espacios urbanos. Debieron de ser aquellos pozos, como todos los que se conservan en Campo de Criptana, punto de recepción de sedientos viajeros y de sus sedientos animales de tiro; debieron de ser lo primero que encontraban quienes, después de aventurarse por polvorientos caminos de la llanura manchega, a veces también peligrosos, alcanzaban por fin Campo de Criptana. Refugio hallaría en ellos el viajero, del calor en verano, y del frío en invierno, o de una noche quizá incierta en la que algún que otro lobo podría acechar al viajero. ¿No se le ha dicho ya muchas veces al viajero que no se aventure de noche en el Cerro Lobero, que cuando se llama así por algo será, que los antiguos no ponían los nombres porque sí?

Pozos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Pozos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Los del Pozohondo son sólo uno de los muchos pozos que marcaban el perímetro criptanense, que delimitaban pueblo y campo, calle y camino, mundo urbano y mundo rural, en definitiva. No había entrada principal a Campo de Criptana sin pozos, esperanza última de sedientos viajeros. Hoy aquellos viejos pozos del Pozohondo ya no son solaz de cansados viajeros. Permanecen como agazapados entre césped que no llega a aprendiz de jardín, no porque no pueda llegar a ser jardín por sí mismo como dictarían las leyes naturales, sino porque no lo deja el hombre. Pero, inocentes ellos, tienen también esos pozos del Pozohondo su historia trágica. Quizá todos los pozos la tienen. Siempre he temido, al asomarme a un pozo, encontrarme en su fondo profundidades insondables de un abismo eterno, un abismo sin final. “No te asomes, que el Demonio te empuja”, solía decirse por estos predios en otros tiempos a los niños que tenían la tentación de asomarse a un pozo. Tanto y tanto se decía y repetía esto, que acababa uno por creérselo identificando el pozo con ese demonio, o quizá con una mitológica boca del infierno, la entrada a un Hades al que se podía entrar pero del que no se podría salir. Pero no se puede evitar. Un pozo invita siempre a mirar, a asomarse a su brocal con toda la curiosidad del mundo. Quizá uno espera siempre encontrar agua en su fondo. Sería lo normal. Pero no siempre es así.

John Everett Millais: Ophelia (1852). Londres, Tate Gallery

John Everett Millais: Ophelia (1852). Londres, Tate Gallery

Un día de enero de 1920 quizá alguien, quizá un vecino de esa plaza del Pozohondo que entonces se llamaba del General Espartero, quizá un viajero que venía de quién sabe dónde por aquellos mundos de Dios, se asomó a sus brocales y se llevó un susto de muerte. Flotaría, inerte, sobre las aguas del fondo, el cadáver de una mujer. Es una historia real, no la del vecino o del viajero asustados, sino la de la mujer muerta en el pozo del Pozohondo. Nos da la noticia en la sección de “Crónica de Sucesos” el periódico El Pueblo Manchego, año X, núm. 2711, del 27 de enero de 1920:

En Campo de Criptana fué hallado en el pozo sito en la Plaza del General Espartero, el cadáver de una mujer que una vez identificado, resultó ser el de la vecina de dicha localidad Lucía Sánchez Carrillejo, de treinta y cinco años, casada.

Se ignoran los móviles que impulsaron á Lucía á tomar tan anticristiana resolución. Avisado el Juzgado se procedió al levantamiento del cadáver é instruir las oportunas diligencias.

Los pozos del Pozohondo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Los pozos del Pozohondo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Para el autor de la nota publicada en el periódico fue un suicidio, pero, en estos casos siempre queda esa incertidumbre, esa duda: ¿accidente o suicidio? Igual que Rainer Werner Fassbinder dejó sin respuesta este misterio en su película de 1978 Die Ehe der Maria Braun (“El matrimonio de María Braun”), tampoco nosotros damos respuesta aquí, en esta historia. Que cada uno piense lo que quiera. Eso sí, lector, si alguna vez pasas cerca de los pozos del Pozohondo recuérdalo: aunque hoy inocentes, discretos, imperceptibles entre el bullicio, tienen también su historia trágica y macabra, como la tienen casi todos los rincones de este pueblo, y como la tienen casi todos los rincones de todos los pueblos. Basta con escarbar un poco en las profundidades del pasado.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

 

 

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS